Honor al que honor merece


Compartir:

              

Por Jorge Lendeborg.

El éxito en una campaña electoral depende de muchos factores; El candidato, la
estrategia, el equipo, El plan de Marketing, la condición sociopolítica del momento, entre
otras cosas, y es normal que en el transcurso de esta se cometan errores y desaciertos.

Nosotros los asesores electorales somos prontos para adjudicarnos los méritos de la
victoria cuando el resultado es favorable, cuando la verdad es que en una campaña
electoral todas las cosas son importantes, algunas muy importantes, dos o tres
imprescindibles, y una muy determinante; ¡El Jefe de Campaña!

No importa el asesoramiento, ni el diseño de estrategia, si no existe un líder con la
capacidad de traducir la visión en acción, y esto no se logra en varios meses de campaña.
El proyecto del hoy electo presidente de la Republica Dominicana, Luis Abinader, contó
con un equipo de hombres y mujeres comprometidos con la visión y una cabeza que
tomó el sustantivo “Estrategia” y lo convirtió en Verbo. Me refiero a su director de
campaña. “Hacedor” de la campaña del presidente electo Luis Abinader.

Si el resultado de las elecciones del pasado 5 de Julio hubiera sido adversa al PRM,
Pilato le quedaría chiquito a los asesores que hoy se adueñan del triunfo de un equipo y
todos los cañones estarían dirigidos a su director de campaña. Sin mezquindad, que
ustedes saben que digo la verdad. Entonces reconozcamos su éxito.

Felicitamos a cada uno de los integrantes del equipo de campaña del PRM, pero
reconocemos con todo el mérito que merece al armador y MVP de este proceso, al recién
designado Ministro de Educación, Profesor Roberto Furcal. “En hora buena” Te lo
mereces.

Compartir: