Predicar con el ejemplo – El Pregonero


Compartir:

              

Por Manuel Santana Pache

El presidente Luis Abinader ha entrado al libro de la Historia Dominicana, a los pocos días de iniciada su gestión.

En él se cumple el pasaje bíblico : ¡Por sus frutos los conoceréis!

Son las palabras de el Maestro, ante la necesidad de saber quién o cuáles cosas de las que decimos pueden considerarse ciertas.

El presidente dio cátedra y ejemplo de conciencia, de amor por su pueblo, al declarar que donará su sueldo de los cuatro años de gestión a una entidad sin fines de lucro, dedicada a realizar obras de caridad.

En la historia, no he encontrado otro presidente dominicano que, voluntariamente, renuncie a su salario, para trabajar por su pueblo; ni siquiera Monseñor Fernando Arturo de Meriño (1881).

Esto para que todos sepan que el país está en crisis, porque unos cuantos malos dominicanos, dilapidaron o dispusieron, para provecho propio los recursos de todos.

Esa carencia de recursos que ha generado esta crisis, podemos y debemos resolverla entre la mayoría de los buenos dominicanos que hemos abanderado el cambio para el progreso de el país.

Con ese ejemplo, el presidente llama a los partidos políticos, a solo donar el 50% de los recursos que el Estado le aporta para financiar sus actividades.

Ahora que no estamos en campaña, ese dinero haría un gran servicio al país, más si se dedica a una obran tan importante, como es la construcción de la Ciudad Universitaria en Santo Domingo Este.

En momentos de extrema precariedad, los verdaderos dominicanos se ponen de pie y dicen presente en la trinchera de honor.

¡No dejemos caer el ejemplo de Abinader!

Vamos a demandar el 50% de los fondos de los partidos para la construcción de la UASD en Sto Dgo. Este.

Quiero escuchar la voz de nuestros legisladores y de toda la clase política, ¡haciendo Patria!

Compartir: